Carta de disculpas a Patricia, por no asistir a su matrimonio

“Pato, a esta hora ya eres una señora casada. No pude ir a tu matrimonio por varios motivos, pero sé que estoy ahí, a tu lado, cerquita, diciéndote que los sueños se hacen realidad.

Hoy es tu día, brilla mucho en ese vestido blanco con el que tanto soñaste y que fui feliz viéndote en la pruebas en los últimos viajes a Bucaramanga. Siento no estar físicamente, pero sabes que mi compromiso es no asistir a matrimonios si estoy sola, sino después de los 30, cuando sea la tía oficial. Y es que para mí siempre fue espantoso estar en la mesa de los solteros, donde intercambiadas las sillas entre hombres y mujeres, me ponen siempre al lado a alguien con quien quizás compagine. En esta ocasión había la posibilidad de invitar a un acompañante, pero sin ser oficialmente nada, tú me dijiste que era mejor no llevarlo. Y es que yo no me atrevo a hablar, aquí mi feminismo declina y prefiro aguardar a que me pregunten si quiero ser su novia, y aún así, sin esa pregunta tal vez le hubiera llevado. Pero no, me abstengo de ir sola como hongo a Bucaramanga, a ver a todos en pareja menos yo.

Y bueno, aquí estoy en Bogotá, con el vestido comprado y sin ir a tus nupcias mi querida, muerta de pavor de lo que me dirás apenas esté allá, de los reproches que me harás asegurando que me tenías a la pareja perfecta, que ese sí sería el mío, el de usar vestido blanco, aquel con quien haria realidad nuestros vestigios hegemónicos de vestirnos de princesa, de esperar a que nos dé un anillo y prometa amor eterno. Casi, casi voy, compré tiquetes y empaqué maleta, solo para que el jueves me confirmaran que tendría que trabajar. La excusa perfecta para no visitar la ciudad contigo allí feliz y aquel posible acompañante que no me atrevo a confrontar porque cada vez le veo menos por su trabajo, a pesar de incluso pensar en quererle, y tendría miedo de llevar a un matrimonio solo para que un tiempo después todo acabe.

Pati, perdóname por ser egoísta y tener mas miedo al qué dirán. De la lista de regalos puedes estar segura de que la freidora de aire llega a casa con mucho amor.

Llego en ocho días a terminar los asuntos del patio y buscar apartamento, así como a rodar el cortometraje de mis amigos. Espero encontrar hogar cerca a tu casa, para hacer pijamada con Lucho.

Gracias porque mientras me envías fotos del matrimonio puedo pensar que algún día te invitaré al mío. Soy feliz por tí.”

Me caí

Lloré, lloré mucho.

Es obvio que la imagen de quién parecía ser, permanece en la memoria como un retrato en tinta indeleble.

Una voz preguntaba en mi cabeza si amaría a ese ser.

Y le amé, ciertamente con locura. Pero ya no.

Después de limpiarme las rodillas, seguí caminando hasta llegar a las puertas de un amor inesperado.

Recortes de libros y periodicos

“Mantenerte fijo en una imagen. Poner en diálogo la política y la ley y llegar a encontrarlos en un punto en el que todos dicienten. En sencillo todo, cuando cómplices, nos encontramos y no hay motivos para decir no. Dos mundos diferentes que convergen en un solo espacio.”

Un 20 de Mayo veíamos “El insulto”, y más de un año después estamos riéndonos del asunto, pensando en las veces que no contesté, las veces que dije no a tus cafés y las veces que negamos todo, incluso el uno al otro. El 27, después de votar, la discusión durante el escrutinio se extendió hasta la noche y dimos tantas vueltas tratando de evitar los acordonamientos alrededor de Corferias, que funciona como premonición del tiempo que le hemos dado vueltas a andar de la mano.

Agradezco ver todos los días tus mensajes en un texto, saber que respiras por ahí, existiendo paralelo, que hay un beso de buenas noches y que no hay forma de que nuestros brazos no se extrañen mutuamente.

“Que bonitos los besos,

cuando como palomas,

atraviesan nuestra sala

y me sonrojan ante nuestros amigos.

Qué bonito intercambiar libros,

ir a un parque a pasear al perro,

comer helado y tomar vodka.

Qué bonito cuando contigo no se tiene miedo, cuando un ‘ te quiero’ se atraviesa en un abrazo y tú pecho me recibe amplio y amable“.

Nadie podría estar tan tan seguro, excepto nosotros, de que en otras vidas, ya hemos sido todo.

Un festival de cine feminista

El primer festival internacional de cine en la Ciudad de México que celebra la creación femenina en todos los ámbitos de la industria cinematográfica, privilegiando la exhibición de películas nacionales e internacionales escritas, dirigidas y/o protagonizadas por mujeres.

El principal propósito del festival es promover la igualdad sustantiva [1], visibilizando la persistencia de estereotipos, principalmente en el cine, así como la discriminación existente en la industria cinematográfica. Trabajamos con el fin de disminuir la brecha de género dentro y fuera de la pantalla, impulsando la exhibición de películas que aporten a la industria cultural y del entretenimiento, personajes femeninos diversos, libres de estereotipos. Por tanto, apostamos por un cine con pocas posibilidades de exhibición en espacios comerciales, así como por transformar los modelos de representación hegemónicos, la violencia simbólica y la realidad de las mujeres.

[1] Entendiendo a la igualdad sustantiva como la igualdad que —según la ley— se conoce como de facto, cuando los derechos se aplican y practican en la realidad, logrando cambios que van más allá de las palabras y acuerdos escritos, es decir, con resultados que pueden observarse.

 

Este es el link, para quienes quieran seguirlo.

femme revolution film fest

 

 

 

Hay una luz

Y entonces se sentó conmigo y me preguntó por qué había dicho algo irreal. Asumí que no podía decir la verdad hace cinco años porque entonces me hubiera dado la razón, como en todo y quizás la vida de ambos sería otra.

Le presenté mis escritos y con gusto corregirá todo al final del semestre. Empezamos por la introducción y justificación del proyecto de grado, que al ser sencillo revisará. Para la tesis ya tengo otro corrector, uno que es sencillamente el mejor del mundo y a quien pagaré con creces su amistad.

Gracias a Dios, me presentó a mis amigos músicos. Gracias a Dios, me llevó al taller de producción sonora en dispositivos móviles. Gracias a Dios, no me odia, sino que guardamos inmenso cariño y respeto. Gracias a Dios, Pablo me va a corregir el proyecto de grado y veo la luz que ningún asesor de la maestría me mostró. Escribir es como andar en bicicleta y mi buen amigo Pablo será mis rueditas de aprendizaje.

Qué bonito es china

Se fue toda esta semana y las fotos son maravillosas. Sé que cada una tiene ese talento que solo sus ojos pueden disponer.

Está en China y a mi me hace falta, porque al final de cuentas me hace reír. Ojalá se quedara en china y yo me quedara tejiendo y destejiendo para cuando vuelva.

Es tiempo de bajar el ruido en redes y esperar el ataque en manada. Ya llegará a dar fuerza.

Golondrinas

Juan Manuel tiene un talento desbordado, demostrado desde que era estudiante de la escuela de cine. Los dos cortometrajes que vi ayer son prueba de que con el tiempo solo ha pulido su talento.

Le pediría que me preste sus golondrinas, pero no. No se puede volar con ellas, o al menos aún no. Sí, si quedaron muy lindas y es ya usual que dirija niños y todo sea perfecto en pantalla. La piel de jirafa no me queda.

El señor de los cockteles ha demostrado una sensibilidad especial. Ha soltado una tierna lágrima cartagenera después de una proyección. El señor de los cockteles es una sonrisa en mitad del centro mientras lleva mi cartera al hombro, y yo a media copa le digo: -¡Cómo te ves de guapo con cartera roja!. Yo solo pienso : –Todo porque Rojo red.

Juan Manuel ha sido el reencuentro con un grupo que abandoné, lleno de directores, productores, agendas en eventos cinematográficos, cafés inesperados e invitaciones a rodajes. Juan me ha dado la mano a un camino que extrañaba. Hemos propuesto conciertos de tropipunk y hardcore africano donde es mi dj favorito, mientras promete que me hará reír , gracias a dios porque, según él, “ya lloré demasiado”. Un amigo que quire que vuelva a volar con sus golondrinas.

Última entrada

Llegan los vientos de días difíciles inesperados y no escritos. Hoy le digo adiós a este blog y hola a los textos análogos.

La paciencia nunca fue mi fuerte, pero afortunadamente es una habilidad que se cultiva. La juventud ofrece mucho tiempo para escribir y los medios también se prestan para una escritura nueva en donde no tengo que levantar el brazo para que la imagen hable. El discurso está preparado y una nueva historia será escrita.

Fin.